Nuestra difícil relación con el verbo amar y el pronombre reflexivo en primera persona del singular

Es curioso cómo, sabiendo como nos sabemos la teoría, suspendamos la práctica. Es curioso porque somos capaces de decirles a personas que están en nuestra misma situación, qué deben hacer y hasta cómo lo deben hacer, pero sin embargo no lo sabemos hacer nosotros. Amar es relativamente sencillo, piensan muchos, estoy de acuerdo, lo es. La cosa se complica cuando este verbo se vuelve reflexivo, y la capacidad de amar, con todo lo que ello conlleva, recae sobre nosotros mismos. Entonces todo nuestro alrededor se oscurece, no vemos el modo de escapar de la espesa niebla que durante años hemos ido creando: las comparaciones, las autoexigencias, el perfeccionismo, los cánones de belleza que la sociedad nos ha impuesto. Todo… nos ha metido en el centro de un huracán que no deja de girar con nosotros dentro. Y aunque hemos escuchado, leído y hasta estudiado mil veces cómo debemos hacerlo, no lo hacemos. ¿Por qué? Por miedo. El ojo del huracán nos provoca una aparente comodidad, un falso confort, una plácida estabilidad que no nos atrevemos a soltar. Y solo cuando dejemos de ver a esa espesa niebla, a ese demoledor huracán como un escudo que nos protege de lo desconocido y dejemos de aferrarnos a su falsa tutela, empezaremos a subir y subir por su larga espiral de pensamientos y prejuicios hasta llegar a la luz, a la verdad, a lo que antes de nacer éramos: a la pureza. Y entonces, solo entonces seremos capaces de unir el verbo amar con un pronombre reflexivo en primera persona del singular y decir, al fin, sin miedo: Me amo.

Nuestro mundo

Querido River,

No hace mucho que nuestras vidas se cruzaron. Yo caminaba sin rumbo, pérdida, sin un norte al que decir ese es el mío. Hasta que la familia que te salvó de la muerte, junto a ese río, me encontró. O… yo los encontré a ellos. Quizás como a ti, me dejasen tirada, sin esperanzas de que nadie me fuese a rescatar, pero… Al igual que a ti nos rescataron. Me enseñaron un lugar en el mundo, el cual yo desconocía, un lugar donde yo podía ser feliz y a ti, querido ahijado, te devolvieron a la vida.

Juntos ahora de la mano/pezuña empezamos una nueva vida, una vida sin dolor, sin sufrimiento y sobre todo con mucho amor. River, te escribo esta carta para que sepas que no somos tan diferentes, que no te voy a dejar caer y sé que, al ver esa pizca de miedo, desconfianza y destellos de esperanza y amor, tú tampoco me dejarás caer. Juntos andaremos nuestra propia senda, una en la que para ser felices no necesitemos nada de lo que el mundo nos dice que necesitamos, como por ejemplo caminar… ¿y de qué les sirven sus cuatro extremidades perfectamente funcionales a tus hermanos, si a lo largo de toda su vida no llegarán a conocer la felicidad? Al menos eso tú lo tienes. Tú sí que la puedes conocer. Tú ya la estás conociendo, sin necesidad de caminar, pues para vivir no necesitamos nada más que amor y felicidad y tú, River, y ahora yo, también, lo tenemos.

Gracias por enseñarme que el amor no entiende de especies y que ni tú, ni yo seguimos esa “norma” que la mayoría de la sociedad persigue a ciegas sin pensar en lo que sus almas quieren de verdad.

Quizás seamos diferentes al resto o, mejor dicho, “algo especiales”, pero me gusta, pues sé que como nosotros, hay muchas personas humanas y no humanas esperando cruzarse con alguien como ellos y poder, al fin, encontrar su verdadero lugar en el mundo. Un mundo donde todos somos diferentes y a la vez iguales. Un mundo donde ser felices sin necesidad de formar parte de “la norma”. Un mundo donde la felicidad y el amor prevalezcan por encima de todo. Un mundo solo tuyo, solo mío, solo de los especiales.

Ser madrina es salvar vidas 🐖Amigos@elhogar-animalsanctuary.orgQueremos que seas parte de esta familia 💘#RiverEnElHogar

Posted by El Hogar Animal Sanctuary on Saturday, January 19, 2019

Reflexiones de una loca aprendiz de su propio mundo   

Vivimos en un mundo en el que desde pequeños nos enseñan a crecer sí, pero no como personas, sino como productos de un sistema muy bien atado y cuadriculado. Si tú, que has sido educado para formar parte de su inflexible puzzle, no encajas, aún y después de haberte moldeado desde bien pequeño, dejas de pertenecer a su mundo. Sí, como lo oyes, nos han engañado diciéndonos que solo existe un mundo, el que ellos han confeccionado a su gusto para, supuestamente, nosotros, pero no. Existen tantos mundos como personas, cada persona puede crearse el suyo, siempre y cuando nos den, o mejor dicho, seamos capaces de crear, las alas y la confianza que necesitamos para hacerlo. 

Si eres de los que consideran que la persona que ha escrito estas lineas está loca, posiblemente tengas razón, porque a todos los que no formamos parte de ese puzzle, se nos denomina locos. Pero, ¿qué es la locura en un mundo donde cada día muere una mujer a manos de su pareja, donde hay un niño ingresado muy grave en el hospital a causa de la brutal paliza de su padre, cuando miles de animales mueren cada 3 segundos para convertirse en comida, donde todo lo que se consideraba amoral antaño hoy se comete a diario delante de nuestras narices sin que ninguna de esas piezas, bien colocadas y encajadas del puzzle, se revele?
Es curioso etiquetar a alguien como “loco” cuando a su alrededor hay decenas de personas potencialmente peligrosas, y en este caso de verdad, no como en el de las injustamente etiquetas razas de perros. El ser peligroso o no, no viene estipulado por el tamaño y fuerza de tus mandíbulas, sino por la perversidad y falta de empatía que se haya en tu corazón. 
 
Y bueno, empecé este pequeño escrito con el fin de hacerte ver que a tu alrededor existen muchos mundos posibles, no solo en el que desde pequeño te han obligado a vivir, sino que siempre que tú lo creas y tengas la fuerza de voluntad para ser una de esas piezas que se revelan y decidan salir del perfecto montaje de piezas, conscientemente seleccionadas, confeccionadas y moldeadas. 
 
Por que nacimos siendo piezas únicas e irreemplazables, piezas de colección que nadie debería tener el poder de moldear a su gusto, porque cuando aceptamos vivir con otra forma y en otro molde, dejamos de vivir y empezamos a morir. 
 

El Principito – Antoine Saint Exupery 

Una divertida historia de amor entre una chica superficial y cargada de prejuicios y el chico más feo del instituto

Como escritora pero sobre todo como lectora, hay un tema que verdaderamente me preocupa, puede que solo sea a mí, es posible, soy un poco atípica XD Pero volviendo al tema… y es que siempre que leo literatura romántica ambos protagonistas son super, mega, ultra guapos… ¿y qué pasa con el 99% de la sociedad? ¿Hasta donde queremos que lleguen nuestros ideales de belleza o los de nuestros hijos? ¿Por qué no escribir una novela con protagonistas más normalitos, más del montón, o quizás más del montón feo? Y diréis: ¿a qué viene todo esto? Pues quería hacer una pequeña introducción para este microrrelato, que por cierto he escrito bastante rápido, así que no seáis duros con vuestros juicios, pues… puede que detrás de esta historia, de estas simples palabras escritas en una sola tarde, alguien se sienta identificado, o simplemente que alguien consiga ver más allá de esos prejuicios que la sociedad de hoy en día nos impone. Y ahora sin más demora os dejo con:

 

Una divertida historia de amor entre una chica superficial y cargada de prejuicios y el chico más feo del instituto

A simple vista Hugo era más bien feo, algo bajo para ser un chico de quince años y delgado, muy delgado. Su sonrisa venía siempre con él, parecía feliz, a pesar de todo, quizás él no se veía como le veía la gente, quizás él solo se veía como de verdad era.
Sus desgastados dientes dejaban entrever alguna que otra caries que asomaba de su boca, tratando de oscurecer el más mínimo detalle de belleza que se atreviese a manifestarse. Era un chico del montón, bueno del montón más bien feo.
El día que por desgracia, al principio y por suerte al final, entablé conversación con él, recuerdo que los destellos del sol me cegaban, permitiéndome, tan solo, escuchar su voz.
-Me llamo Hugo -dijo.
No respondí. Pero él siguió hablando. Hablaba solo, no necesitaba ni siquiera que yo asintiese con la cabeza para darle pie a seguir, él seguía y ya. Hasta que conseguí dejar de lado mis prejuicios y lo escuché. Me estaba intentado hacer reír.
-Era un chico tan feo, tan feo que envió su foto por e-mail y la detectó un antivirus.
Noté como una parte de mí quería reírse con él, quería seguir escuchándolo, y mi boca empezó a dibujar una tímida sonrisa, casi imperceptible, que él percató.
Y continuó, esta vez más animado:
-Era un chico tan y tan feo que cuando jugaba al escondite nadie lo buscaba. -Al acabar ambos reímos juntos.
“Quizás sea la primera vez que alguien se ríe con el y no de él”, pensé. Y cuando quise darme cuenta había pasado más de un cuarto de hora enfrente suyo, en una esquina del patio del instituto, y el sol ya no me deslumbraba la vista. Y por primera vez, vi al chico feo simpático, del que me enamoré.

Si queréis podéis escribir vuestra opinión sobre este dilema mio o sobre el relato en los comentarios. Estaré encantada de leeros.

Nelson Mandela, el héroe pacífico que venció con la única arma que poseía: el corazón.

“Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar”

 

Nelson Rolihlahla Mandela (18 de Julio de 1918/ 5 de diciembre de 2013) fue un abogado, activista contra el apartheid, político y filántropo sudafricano.

Para saber la magnitud de la labor de Mandela, antes deberíamos conocer a grandes rasgos qué era el apartheid, palabra que en africano significa «separación».

El apartheid fue el sistema de segregación racial en Sudáfrica y Namibia. Este sistema consistía en la creación de lugares separados para los diferentes grupos raciales. Los matrimonios o incluso relaciones sexuales entre blancos y negros estaban prohibidos. La raza blanca tenía el poder exclusivo para ejercer el voto.

El objetivo de este sistema era promover el «desarrollo».

Mandela haciendo uso únicamente de la palabra y defendiendo la no violencia y la igualdad de todas las personas sean de la raza que sean logró tras años de lucha, los cuales lo llevaron a estar más de 27 años encarcelado, ganarse al pueblo, llegando a convertirse en el primer mandatario de raza negra que encabezó el poder ejecutivo, y también el primero en resultar elegido por sufragio universal en su país.

Recibió el Premio Nobel de la Paz en 1993 y ostentó el cargo de presidente de su país de 1994 a 1999.

Su gobierno se dedicó a desmontar la estructura social y política heredada del apartheid a través del combate del racismo institucionalizado, la pobreza y la desigualdad social, y la promoción de la reconciliación social.

 

Las palabras de Mandela; su única arma contra la injusticia

“Aprendí que el coraje no era la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es quien no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo”.

“Porque ser libre no es solamente desamarrarse las propias cadenas, sino vivir en una forma que respete y mejore la libertad de los demás”.

“Que tus opciones reflejen tus esperanzas, no tus miedos”.

“Un ganador es un soñador que nunca se rinde”.

“Después de subir una gran colina, uno encuentra que hay muchas más colinas para subir”.

“Si yo tuviera el tiempo en mis manos haría lo mismo otra vez. Lo mismo que haría cualquier hombre que se atreva a llamarse a sí mismo hombre”.

“Lograrás más en este mundo mediante actos de misericordia que con actos de represión”.

“Nunca he considerado un hombre como mi superior, ni en mi vida fuera, ni dentro de la cárcel”.

“Nunca pienso en el tiempo que he perdido. Solo desarrollo un programa que ya está ahí. Que está trazado para mí”.

“Los verdaderos líderes deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo”.

“La mayor gloria no es no caer nunca, sino levantarse siempre”.

“Si quieres hacer las paces con tu enemigo, tienes que trabajar con tu enemigo. Entonces se vuelve tu compañero”.

“La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”.

 

 

Ámome

ÁMOME

 

Tanto esfuerzo, tantas dudas, lágrimas, alegrías, conversaciones, revisiones, cambios… Van a ver la luz en forma de un libro que después de mucho tiempo gestándose está listo para ver la luz, para nacer.

Esta historia surgió de una vaga idea, que fue poco a poco agrandándose en un universo más complejo, manteniendo su ternura e idea principal: La importancia de amarse a uno mismo 

¡Espero de todo corazón que os guste!

 

Evocando a Lorca

Un cinco de junio de 1898, nació Federico García Lorca, precisamente hoy hace 120 años de ese día. Por este motivo, como amante de las citas, he creído conveniente recordar con sus propias palabras a este gran poeta y dramaturgo español.

“El más terrible de todos los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza muerta”.

***

“¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir “amor, amor”, y que debían los pueblos pedir como piden pan”.

***

“La mujer no ha nacido para que se la comprenda, sino para que se la ame”.

***

“Y aunque no me quisieras te querría por tu mirar sombrío, como quiere la alondra al nuevo día sólo por el rocío”.

***

“La soledad es la gran talladora del espíritu”.

***

“Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse y que forman algo así como un misterio”.

***

“En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida”.

***

“A quien dices el secreto das tu libertad”.

***

“El primer beso que supo a beso y fue para mis labios niños como la lluvia fresca”.

***

“Hay dulzura infantil en la mañana quieta”.

***

“La noche no quiere venir para que tú no vengas, ni yo pueda ir. Pero yo iré, aunque un sol de alacranes me coma la sien”.

***

“Cuando sale la luna se pierden las campanas y aparecen las sendas impenetrables. Cuando sale la luna, el mar cubre la tierra y el corazón se siente isla en el infinito”.

***

“Los pueblos son libros. Las ciudades periódicos mentirosos”.

***

“Llena pues de palabras mi locura o déjame vivir en mi serena noche del alma, para siempre oscura”.

***

“Hay almas a las que uno tiene ganas de asomarse, como a una ventana llena de sol”.

***

“Cada minuto, cada persona, cada actitud puede ser el germen de una obra dramática. Cada criatura que nos tropezamos va pasando a través de su vida por climas dramáticos diferentes, en combinación infinita hasta su última escena en que se tiende para morir”.

***

“La nieve del alma tiene copos de besos y escenas que se hundieron en la sombra o en la luz del que las piensa”.

***

“Pero el dos no ha sido nunca un número porque es una angustia y su sombra”.

***

“Tú nunca entenderás lo que te quiero, porque duermes en mí y estás dormido. Yo te oculto llorando, perseguido por una voz de penetrante acero”.

***

“Lo que más me importa es vivir”.

***

“Corazón. ¿Por qué mandas en mí, si yo no quiero?”.

***

“La agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida”.

***

“¿Cuál es el rincón más lejano? Porque es donde quiero estar, solo con lo único que amo”.

***

“La suerte viene a quien menos la aguarda”.

***

“El día que dejemos de resistir nuestros instintos, habremos aprendido cómo vivir”.

***

“Dios mío, he venido con las semillas de las preguntas. Las planté y nunca florecieron”.

***

“Siempre seré feliz si me dejan solo en ese delicioso y desconocido rincón tan alejado, aparte de luchas, putrefacciones y tonterías; el último rincón de azúcar y pan tostado, donde las sirenas atrapan las ramas de los sauces y el corazón se abre con la nitidez de una flauta”.

***

“Siempre estaré del lado de aquellos que no tienen nada y que ni siquiera pueden disfrutar de nada de lo que tienen en paz”.

***

“El día que el hambre sea erradicada de la tierra, habrá la mayor explosión espiritual que el mundo haya conocido. La humanidad no puede imaginar la alegría que irrumpirá en el mundo”.

***

“Cada paso que damos en la tierra nos lleva a un mundo nuevo”.

***

“Lo importante en la vida es dejar que los años nos lleven”.

***

“En el corazón de todo gran arte hay una melancolía esencial”.

***

“Vamos al rincón oscuro, donde yo siempre te quiera, que no me importa la gente, ni el veneno que nos echan”.

***

“La nieve está cayendo en el campo desierto de mi vida, y mis esperanzas, que deambulan lejos, tienen miedo de congelarse o perderse”.

***

“Siempre has sido lista. Has visto lo malo de las gentes a cien leguas… Pero los hijos son los hijos. Ahora estás ciega”.

***

“He llegado a la línea donde cesa la nostalgia y la gota de llanto se transforma alabastro de espíritu”.

***

“Sé que no hay un camino recto. No hay un camino recto en este mundo. Solo un laberinto gigante de cruces e intersecciones”.

***

“Los pobres son como los animales. Parece como si estuvieran hechos de otras sustancias”.

***

“Cuando me voy de tu lado siento un despego grande y así como un nudo en la garganta”.

***

“La lluvia tiene un vago secreto de ternura, algo de soñolencia resignada y amable. Una música humilde se despierta con ella que hace vibrar el alma dormida del paisaje”.

***

“Como no me he preocupado de nacer, no me preocupo de morir”.

Carlota quiere bailar

Últimamente me estoy dando cuenta de que las verdaderas historias se hayan en la vida real, y de que la gente que necesita un poquito de ilusión y esperanza se están más cerca de lo que pensamos. Son tantos que cada día nos topamos ellos. 

Si no sabes cómo ayudar, regala una sonrisa, eso siempre ayuda, lo digo por experiencia, si quieres hacer más, muéstrales tu cariño, preocúpate por su problema, por las cosas que les inquietan. Dejemos unos minutos la contemplación de nuestro ombligo y alcemos la mirada hacia los que de verdad necesitan esta contemplación. 

Hace poco os hablé de un gran luchador, Iker, hoy es el turno de Carlota, una hermosa criatura de tan solo quince meses de edad con una grave enfermedad de corazón. No miremos hacia otro lado, este echo de refleja nuestra cobardía. Miremos al frente a los rostros de estos niños y ayudémosles en la medida en que cada uno pueda, ya sea difundiendo, mostrando su cariño o donando. 

Bien, y después de esta pequeña reflexión, os dejo con la carta de una mamá luchadora, la cual está dispuesta a todo con tal de ver bailar a su hija, la mamá de Carlota.

“Soy la madre de una niña muy especial y una gran luchadora que se llama CarlotaEs una bebé de 15 meses que fue diagnosticada de una grave enfermedad cardíaca (Tetralogía de Fallot con una anomalía añadida en la coronaria) cuando aún estaba en mi vientre. Cuando los médicos nos explicaron su patología y las opciones que teníamos, solo queríamos apostar por ella, era una niña muy deseada y sabíamos que ella iba a hacer todo lo posible por luchar y librar todas sus batallas, nosotros la íbamos a acompañar y cuidar toda la vida. Y no nos decepcionó, ganó sus primeras batallas en el vientre superando las posibles complicaciones que podían añadirse a su enfermedad de base.

Cómo no podía ser de otra manera, nació en un día muy señalado, 24 de diciembre de 2016, a pesar de que aún le faltaban días para su fecha prevista. A Carlota tenían que operarla cuando tuviera seis o siete meses, pero con tan solo 6 semanas de vida hubo que intervenirla de urgencia. La operación salió bien aunque no pudieron realizarle todas las técnicas hasta que no creciera un poco más, porque su corazónera demasiado pequeño para que los médicos pudieran corregirlo completamente.

Después de tres semanas en el hospital y alguna que otra complicación, volvimos a casa con ella. A pesar de todo lo que ha pasado en su corta vida, es una niña que desprende una alegría impresionante. Es la niña de la sonrisa infinita. Ella nos hace todo más fácil, nos da fuerza para acompañarla en su camino. Ha nacido para ser feliz y para hacernos felices a los que la rodeamos. Todos los días doy gracias por tenerla. Nos ha enseñado lo que verdaderamente importa y que una simple mirada suya hace que todo valga la pena y que el sufrimiento duela un poquito menos. Parte de culpa del buen carácter de Carlota la tiene su hermana Daniela, ella es la que hace que sus carcajadas se oigan en toda la casa. Tiene sólo 6 años pero ha sabido llevar esta situación como una personita mayor, y la ha cuidado y mimado desde el primer día. Hacen un equipo perfecto.

El día 10 de abril de este año han vuelto a operarla, la intervención fue tremendamente difícil, pero los magos del bisturí consiguieron hacerlo. Pero todo se complicó en el postoperatorio, parece que el diagnóstico de Carlota era mucho más complicado de lo que parecía y se ocultaba tras el primer diagnóstico. A día de hoy lleva tres operaciones extracorpóreas en las que ha tenido que agarrarse a la vida con uñas y dientes porque un sangrado quería dejarla ir, dos cateterismos y el miércoles 16 de mayo le ponen un corazón artificial mientras llega un donante para regalarle su vida. Carlota necesita un corazón para vivir, Carlota quiere bailar, Carlota quiere reír. Queremos concienciar a la gente de la importancia de donar órganos, donar significa salvar vidas, vidas como la de mi pequeña luchadora”.

Iker

Hoy cuando regresaba a casa del trabajo he recibido un hermoso mensaje que me ha dejado sin palabras.

“He comprado el libro para mi hijo y mi nuera. Están pasando un mal momento en sus vidas debido ha la enfermedad de su hijo que padece cistinosis nefropatía y es muy grave. Espero que estás relatos les den un índice de esperanza.”

 

Deseo de todo corazón que “Un pedacito de mí”, libro que colabora con la Asociación Catalana de trastornos metabólicos hereditarios, donando parte de sus beneficios, consiga dar ese pedacito de esperanza a los papás de Iker y a todas las personas que la necesiten.

 

“Todo ser humano del mundo arrastra sus propias desdichas. Lo que diferencia unos de otros no es la cantidad o dimensión de sus desgracias, sino el ánimo con el que las afrontan.”

(Un amor para recordar, relato incluido en el libro “Un pedacito de mí”)

 

Un niño feliz

Érase una vez una hermosa alma sobrevolando el cielo en busca de unos papás. Pero no unos cualquiera, pues ella no era un alma del montón, sino que era la más especial del lugar. El alma no lo tuvo fácil. Había muchos papás donde elegir: altos, bajitos, delgados, gorditos, dulces, divertidos…  pero los suyos tenían que ser únicos; unos papás cuya fuerza y coraje superasen al martillo de Thor. Los encontró.

Al nacer, lo llamaron Iker, cuyo significado es: “aquel que porta buenas noticias”. ¡Quién lo diría! Pues sin lugar a dudas, fue la noticia más bella del mundo.  

Así fue como tú, pequeño, llegaste a sus vidas.  Por la puerta grande, como no podía ser de otro modo. Nada de jugar de suplente, tú eres la estrella del equipo. Eres el regalo con el que siempre habían soñado. Eres sinónimo de felicidad. Iker, eres un ser tan, tan especial que no podías venir al mundo de otro modo.

Solo unos meses de vida te han bastado para conseguir que un gran equipo de fútbol te vitoree y saque al campo, imagínate lo que conseguirás en un futuro. Yo no lo sé, tesoro, eso solo lo sabe el ángel que cuida de ti desde el cielo, ese compañero que cuando buscabas a tus papás te seguía. Tu elección fue la correcta, él sabía que solo con ellos tu sonrisa sería capaz de brillar como hoy lo hace.  

Yo lo único que sé es que gracias a tu forma de ser, a tu alegría, a tu fuerza llegarás muy lejos, más de lo que los médicos se imaginan, pues ellos no saben que precisamente llegaste a este mundo con un propósito: colmarlo de felicidad.

 

Con todo mi amor para Iker, Leire y todos esos niños tan especiales, que han venido al mundo para iluminarnos con sus sonrisas.  

 

Adjunto un bonito artículo realizado por 20minutos, para que conozcáis más a este pequeño gran héroe. 

 

Rompiendo los prejuicios sobre las enfermedades mentales

1.No son personas peligrosas

Esta idea, como muchas otras es un estigma social que debemos eliminar.

La Asociación Estadounidense de Psiquiatría ha dejado claro que “la mayoría de la gente violenta no padece enfermedades mentales”. Si acaso, es más probable que los sufridores de alguna enfermedad mental sean las víctimas de un crimen que los perpetradores. 

http://www.psicologiayconducta.com/enfermos-mentales-no-son-peligrosos

2.Pueden vivir una vida completamente normal

Testimonios que lo afirman:

Vicente

Lorena

Xabi

3.Necesitan mucho amor

“Lo primero que necesitan los enfermos mentales es amor”. Grégoire Ahongbonon, fundador de la Asociación ‘Saint Camille’ de Lelis.

“Lo primero que necesitan los enfermos mentales es amor”

4. Son altamente sensibles

La persona altamente sensible se caracteriza por una sensibilidad extrema que le permite  percibir el mundo con más intensidad, incluyendo los aspectos positivos y los negativos.

Los delirios y las alucinaciones son simplemente una vía de escape, síntomas de una especial y alta sensibilidad.

La Alta Sensibilidad en personas con un trastorno psicótico

 

5.Son muy inteligentes

El refrán sobre las personas altamente inteligentes de que “hay una fina línea entre el genio y la locura” puede resultar ser la definición justa para las personas con alto coeficiente intelectual. De hecho, muchos estudios han encontrado que la inteligencia alta viene con el aumento del riesgo de enfermedad mental.

Esta es la razón por la que las personas muy inteligentes son más propensas a las enfermedades mentales