Entre las cortinas

Sí, allí estaba, como imaginé, pero no se hallaba sola. Estaba acompañada, por un soldado. Mis ojos se abrieron como platos al percatarme de su presencia, corrí a ocultarme entre las cortinas que separaban mi cuarto del comedor. Había acudido a su silencio. Mamá nunca callaba, excepto ese día. Por eso, por un segundo pensé … Sigue leyendo Entre las cortinas