Día de Los Santos Inocentes

Un día de bromas y risas como antítesis a la conmemoración a la matanza de todos los niños menores de dos años, ordenada por Herodes al enterarse del nacimiento del Mesías, el verdadero rey de los judíos.

San Mateo

Y cuando Jesús nació en Belén de Judea en los días del rey Herodes, he aquí, unos magos vinieron del oriente a Jerusalén,

diciendo: ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente y venimos a adorarle.

Y al oír esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.

Y, habiendo convocado a todos los principales sacerdotes y a los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo.

Y ellos le dijeron: En Belén de Judea, porque así está escrito por el profeta:

Y tú, Belén, de tierra de Judá, no eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; porque de ti saldrá un guiador,que apacentará a mi pueblo Israel.

Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo en que había aparecido la estrella;

y enviándolos a Belén, dijo: Id allá, y preguntad con diligencia acerca del niño y, cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.

Y ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que, llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.

10 Y cuando vieron la estrella, se regocijaron con gran gozo.

11 Y cuando entraron en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, le adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, e incienso y mirra.

12 Pero avisados por revelación, en sueños, que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

13 Y cuando hubieron partido, he aquí un ángel del Señor se le apareció en sueños a José, diciendo: Levántate, y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y quédate allá hasta que yo te lo diga, porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo.

14 Y él, despertando, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto;

15 y estuvo allá hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliese lo que el Señor declaró por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo.

16 Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había averiguado de los magos.

17 Entonces se cumplió lo dicho por medio del profeta Jeremías, cuando dijo:

18 Voz fue oída en Ramá,grande lamentación, lloro y gemido; Raquel que llora por sus hijos,y no quiso ser consolada, porque perecieron.

19 Pero cuando hubo muerto Herodes, he aquí, un ángel del Señor se le apareció en sueños a José en Egipto,

20 diciendo: Levántate, y toma al niño y a su madre, y vete a la tierra de Israel, que ya han muerto los que procuraban la muerte del niño.

21 Entonces él se levantó, y tomó al niño y a su madre, y se fue a la tierra de Israel.

22 Pero cuando oyó que Arquelao reinaba en Judea en lugar de Herodes, su padre, temió ir allá; y advertido por revelación, en sueños, se fue a la región de Galilea.

23 Y vino y habitó en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpliese lo que fue dicho por medio de los profetas, que había de ser llamado nazareno.

En el relato evangélico, Herodes I el Grande es «el arquetipo de todos los sanguinarios» que no dudan en sacrificar a los indefensos. De allí proviene el sobrenombre por antonomasia de «inocentes».

La información que los magos llegados de oriente guiados por una estrella brindan a Herodes, el grande lo aterra. Teme perder un ápice del poder que tiene sobre su pueblo, y el miedo lo llevó a cometer uno de los episodios más trágicos de la historia.

 

Herodes es el prototipo de todos los opresores que asesinan solo por miedo a perder un ápice de poder. En los inocentes de Belén vemos una realidad que siglo tras siglo, década tras década, empaña la historia de la Humanidad y se torna en rostros concretos, independientemente de las razas o religiones. La matanza de inocentes es una realidad que no podemos negar, de la misma forma que cada época ve surgir un nuevo faraón-Herodes que hace de la vida humana un objeto de trabajo, de libre uso o de placer, sobre el que decide según su conveniencia. Los santos inocentes están vivos hoy y siguen mostrando sus rostros perseguidos.”

(Pedro Ignacio Fraile Yécora, licenciado en Sagrada Escritura Pontificio Instituto Bíblico de Roma) 

 

Por desgracia estos opresores han seguido apareciendo, cada cierto tiempo, a lo largo de la historia. Sabemos sus nombres, sabemos los actos atroces que cometieron, lo que no todos sabemos es que estos fueron guiados por ese miedo atroz a perder su poder.

“Casi todos podemos soportar la adversidad, pero si queréis probar el carácter de un hombre, dadle poder.”

(Abraham Lincoln)

No permitamos que más inocentes sufran a manos de los poderosos.

 

Conmemora el día de los santos inocentes: gasta bromas, ríe… pero recuerda que esta tradición tiene su origen en uno de los más trágicos episodios de nuestra historia.

¡FELIZ DÍA DE LOS SANTOS INOCENTES!

 

Fuentes consultadas:

https://www.lds.org/scriptures/nt/matt/2.1-2%2C11-15?lang=spa&disable-footnotes=true

https://es.wikipedia.org/wiki/D%C3%ADa_de_los_Santos_Inocentes

https://www.muyhistoria.es/curiosidades/preguntas-respuestas/ipor-que-se-celebra-el-dia-de-los-santos-inocentes-el-28-de-diciembre

 

Publicado en Post y etiquetado , , , , , .

Deja un comentario