Nuestro mundo

Querido River,

No hace mucho que nuestras vidas se cruzaron. Yo caminaba sin rumbo, pérdida, sin un norte al que decir ese es el mío. Hasta que la familia que te salvó de la muerte, junto a ese río, me encontró. O… yo los encontré a ellos. Quizás como a ti, me dejasen tirada, sin esperanzas de que nadie me fuese a rescatar, pero… Al igual que a ti nos rescataron. Me enseñaron un lugar en el mundo, el cual yo desconocía, un lugar donde yo podía ser feliz y a ti, querido ahijado, te devolvieron a la vida.

Juntos ahora de la mano/pezuña empezamos una nueva vida, una vida sin dolor, sin sufrimiento y sobre todo con mucho amor. River, te escribo esta carta para que sepas que no somos tan diferentes, que no te voy a dejar caer y sé que, al ver esa pizca de miedo, desconfianza y destellos de esperanza y amor, tú tampoco me dejarás caer. Juntos andaremos nuestra propia senda, una en la que para ser felices no necesitemos nada de lo que el mundo nos dice que necesitamos, como por ejemplo caminar… ¿y de qué les sirven sus cuatro extremidades perfectamente funcionales a tus hermanos, si a lo largo de toda su vida no llegarán a conocer la felicidad? Al menos eso tú lo tienes. Tú sí que la puedes conocer. Tú ya la estás conociendo, sin necesidad de caminar, pues para vivir no necesitamos nada más que amor y felicidad y tú, River, y ahora yo, también, lo tenemos.

Gracias por enseñarme que el amor no entiende de especies y que ni tú, ni yo seguimos esa “norma” que la mayoría de la sociedad persigue a ciegas sin pensar en lo que sus almas quieren de verdad.

Quizás seamos diferentes al resto o, mejor dicho, “algo especiales”, pero me gusta, pues sé que como nosotros, hay muchas personas humanas y no humanas esperando cruzarse con alguien como ellos y poder, al fin, encontrar su verdadero lugar en el mundo. Un mundo donde todos somos diferentes y a la vez iguales. Un mundo donde ser felices sin necesidad de formar parte de “la norma”. Un mundo donde la felicidad y el amor prevalezcan por encima de todo. Un mundo solo tuyo, solo mío, solo de los especiales.

Ser madrina es salvar vidas 🐖Amigos@elhogar-animalsanctuary.orgQueremos que seas parte de esta familia 💘#RiverEnElHogar

Posted by El Hogar Animal Sanctuary on Saturday, January 19, 2019

Publicado en Post y etiquetado , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *