Una pequeña y humilde reflexión

La vida nunca es como la planeas y cuando menos te lo esperas, ¡zas! Te lo quita todo.

Un matrimonio que celebraba felizmente su primer aniversario, una familia italiana que disfrutaban de sus vacaciones en Barcelona, un hombre que paseaba con su hijo y su sobrina tranquilamente por las ramblas, un niño que tenía toda una vida por delante… Todo se evapora antes de que puedas decir la palabra injusticia. Pues sí, esto es lo que es. Vidas de inocentes arrebatadas por crueles verdugos. ¿Qué sentir? ¿Qué decir ante esta barbarie? ¿Dolor? ¿Impotencia? ¿Rabia? Sí, y quizás muchas emociones más, pero… no podemos dejar que su maldad inunde nuestros corazones. Debemos ser más fuertes e inteligentes que ellos, al fin y al cabo, una persona que hace algo así, refleja gran debilidad y baja autoestima.

El terrorismo no es una religión, sino una forma de reafirmarse en su miseria. No son musulmanes, ni cristianos, ni judíos, ni nada; son monstruos disfrazados con trajes de lo que jamás serán: creyentes.

No juzgues a tus amigos, conocidos, ni tan siquiera desconocidos por su religión, color de piel, etc. Pues, cuando ocurren tragedias como ésta, todos estamos igual de expuestos al dolor.  

En memoria de todas las víctimas de los atentados de Cataluña.

 

Publicado en Post y etiquetado , , , .

2 Comentarios

Deja un comentario